Instituido como Museo de Bellas Artes de Sevilla en septiembre del año 1835, inaugurándose oficialmente en 1841 como "Museo de pinturas".

Comenzó reuniendo obras procedentes de conventos y monasterios desamortizados por el gobierno liberal de Mendizábal.

Desde principios del siglo XX comienza a crecer en variedad el contenido del museo, tanto de pinturas como otros enseres y muestras, gracias a donaciones que realizan los poseedores de arte (hecho que ocurre en Europa y Estados Unidos) y que llenan todos los museos del mundo. En el caso de Sevilla donaron obras Rafael González Abreu (1928), José Gestoso (1931), Andrés Parladé (1945) componiéndose éstas de pinturas, armas (blancas, de fuego), cerámica y tejidos; en esas fechas cada cual tuvo dedicada una sala, pasando el museo a denominarse “casa-museo”.

Ya en los años 70, se fue normalizando el contenido del museo, al igual que en todos los museos nacionales, reduciendo el contenido y depurando la presentación de la colección que iba a ser permanente.

En los últimos años el incremento de obras del museo se debe a donaciones hechas por la administración autonómica y otros descendientes de artistas de primeros del siglo XX.


El edificio

En principio fue el Convento de la Merced Calzada, fundado por San Pedro Nolasco, en época de Fernando III, que le cedió unas tierras para levantar el edificio conventual de estilo mudéjar tras la reconquista de la ciudad.

Tras unas remodelaciones promovidas en el siglo XVII por Fray Alonso de Monroy (general de la Orden desde 1602) y ejecutadas por el arquitecto y escultor Juan de Oviedo y de la Bandera a partir de 1603, se comienza el edificio que actualmente contemplamos, después de derribar el antiguo Convento que ocupaba el solar, terminándose la obra principal en 1612, acabándose definitivamente 50 años más tarde en su totalidad, pasando a formar parte de una belleza más del manierismo andaluz.

Desde que se convirtiera en museo fue modificado estructuralmente en tres ocasiones. En primer lugar entre 1868 y 1898 que se restauraron las arquerías y muros del piso primero, el solado y alicatado de los claustros con azulejos de otros conventos desamortizados. Por segunda vez se retocó entre 1942 y 1945, cuando la antigua sacristía pasó a convertirse en el patio de las Conchas, y la portada barroca del acceso original de la calle Bailén se trasladó al acceso actual en la plaza del Museo, y cerrándose el acceso antiguo. La tercera vez que sufrió una modificación fue entre 1985 y 1993 que se rehabilitó en su totalidad y acondicionó realmente para que sirviera como museo rigiéndose a las exigencias existentes para ello.


Contenido

El museo cuenta con obras de afamados pintores como Murillo, Velázquez, Zurbarán, Juan de Valdés Leal, Gonzalo Bilbao, Valeriano Bécquer, Eugenio Hermoso, y otros pintores de la escuela sevillana y mundial.

La distribución actual del museo que está compuesta por 14 salas es la siguiente:
• Sala I: Arte medieval español.
• Sala II: Arte del Renacimiento.
• Sala III: Los retablos.
• Sala IV: Pequeñas obras maestras.
• Sala V: El Barroco sevillano: los grandes maestros.
• Sala VI: El Barroco sevillano.
• Sala VII: Murillo y sus discípulos.
• Sala VIII: Juan de Valdés Leal.
• Sala IX: Pintura Barroca europea.
• Sala X: Francisco de Zurbarán.
• Sala XI: En remodelación.
• Sala XII: En remodelación.
• Sala XIII: En remodelación.
• Sala XIV: En remodelación.

Es considerado la segunda pinacoteca de España, tras el Museo del Prado de Madrid.

Como curiosidad se puede detallar que en el antiguo Convento vivió el escritor Tirso de Molina, el creador del universal personaje de Don Juan.

Bien de Interés Cultural, el Museo de Bellas Artes de Sevilla está catalogado como monumento y así aparece publicado en BOE de 1962.


Fuente:  Sevillapedia

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra página web. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Más información Aceptar