... Kasida del misterio

... Kasida del misterio En un barrio de Sevilla hay una casa cerrada. ¿Por quién florecen los nardos? ¿Por quién blanquean las tapias? Desde la calle se escucha rumor de fuentes y aguas. ¿Quién se mira en sus cristales? ¿Quién en su fondo se baña? La gente pasa con miedo ante la casa encantada. Por el corredor del patio se oye a una mujer que canta. ¿Será la amante de un moro? ¿Será cuerpo de fantasma? La casa estuvo encendida toda una noche hasta el alba. Al amanecer, muy honda, se ha escuchado una guitarra. Lloraba una inmensa pena de soledad y desgracia. La casa es como un fanal para perfumes y lágrimas. La guitarra se dolía con sollozos de dos almas. ¿Quién lloraba entre las flores? ¿Quién con su muerte ya hablaba? Era una noche de estío. En una casa cerrada. Joaquín Romero Murube

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra página web. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Más información Aceptar